Xuankar World Trip, dos años para dar la vuelta al mundo en moto

Todos hemos escuchado o incluso visto a grandes viajeros en moto, personajes mediáticos que llenan las redes sociales con sus aventuras a lo largo y ancho del planeta. Está de moda lo de los viajes de aventura, hasta la televisión nacional se hace eco ya de algún viajero. Somos muchos los ávidos consumidores de vídeos y relatos de las mil y una peripecias que le surgen a un viajero en moto cuando rueda por lejanos países, algunos de los cuales no sabríamos ni ubicar sobre un mapa mundi. Es mucha la expectación y la discusión que se genera sobre la veracidad o no de sus narraciones; se suscitan críticas sobre el tema de si lleva o deja de llevar un coche de apoyo durante su viaje, sobre si lleva el patrocinio de una gran marca que pueda condicionar su relato, etc…

Pero también hay un tipo de motoviajero que carga la moto hasta el absurdo para embarcarse en una aventura sin igual por todo el mundo, una aventura sin fechas o con unos límites muy lejanos. Se trata de viajeros que llevan en su moto toda la impedimenta necesaria para acampar donde les sorprenda la noche, que llevan la herramienta necesaria para reparar la moto en una cuneta, que llevan recambios para hacerle un mantenimiento a la moto, que llevan hasta las cubiertas de repuesto que van a necesitar porque con el juego de gomas que salen de casa no podrán llegar de vuelta.

Hoy te presento a Xuankar, uno de esos motoviajeros que acaba de embarcarse en el que -asegura- es el viaje de su vida. Xuankar acaba de acogerse a una excedencia de dos años en su trabajo para cumplir su gran sueño, darle la vuelta al mundo en moto.

El pasado día 6 de junio, Juan Carlos García -Xuankar- salía de Córdoba en su vieja Africa Twin cargada hasta los topes en dirección a… Inicialmente recorría la península hacia el Norte, en Barcelona embarcaba en un ferry para llegar a Civitavecchia (junto a Roma), atravesaba Italia y volvía a embarcar para cruzar el Adriático en dirección a Croacia. Una vez allí, tras desembarcar, se dirigía hacia el Este y recorría parte de este país, Bosnia, Montenegro, Albania y llegaba a Grecia, donde embarcaba de nuevo para cruzar hasta Turquía. Por el camino ha ido visitando lugares que le han parecido particularmente interesantes, como Roma, Mostar y Atenas, además de acudir a una concentración motera en Trebinje (Bosnia). Después de visitar Estambul ponía rumbo al Norte, Bulgaria, Rumanía y Ucrania le separaban de la gran Rusia, después llegarían Kazajistán, Kirguistán y Mongolia, volvió a entrar a Rusia para llegar a Vladivostok, desde donde embarcará la moto para enviarla a América. En el poco tiempo que lleva de viaje ya ha engrosado su lista de amigos moteros y esto no ha hecho más que empezar. 

Ésta es la ruta aproximada que marcaba Xuankar en el mapa mundi para los próximos meses

Ésta es la ruta aproximada que marcaba Xuankar en el mapa mundi para los próximos meses

Una parada en algún hermoso paraje de Trebijne (Bosnia)

Una parada en algún hermoso paraje de Trebijne (Bosnia)

A su paso por Móstar, Xuankar tal vez recordaba la reciente guerra de los Balcanes

A su paso por Móstar, Xuankar tal vez recordaba la reciente guerra de los Balcanes

Un lugar muy fotografiado son los monasterios de Meteora, en Grecia

Un lugar muy fotografiado son los monasterios de Meteora, en Grecia

Xuankar ha aprovechado la oportunidad que le brinda su trabajo en un banco para hacer lo que lleva años soñando, y es que eso de hacer que los sueños se hagan realidad es una gran decisión.

Juan Carlos García, Xuankar, de 39 años y natural de Pozoblanco, vive (bueno, vivía) en Córdoba. En sus espaldas lleva ya un montón de kilómetros en moto y algún viaje de una extrema dureza. Miembro del cordobés “Mas Gas Club“, lo lleva por bandera allá donde va y es amigo de echar unas buenas cervezas donde encuentre ambiente motero.

Tras esta extensa presentación, vamos a dejar que sea el propio Xuankar el que nos cuente algo sobre sí mismo y sobre la aventura en la que está embarcado.

No siempre está comido de mierda y con barba de muchos días, en Atenas tuvo la oportunidad de adecentarse a fondo

No siempre está comido de mierda y con barba de muchos días, en Atenas tuvo la oportunidad de adecentarse a fondo

Inconfundible esta imagen de Estambul

Inconfundible esta imagen de Estambul

– Cómo fueron tus inicios y tu experiencia en moto?

Desde adolescente me han gustado las motos pero en casa no había manera de que entrara ni un vespino, así que siempre iba de paquete con los colegas.

A los 28 me saqué el carnet de moto y me compré una marauder 250. Me la entregaron un viernes y al siguiente lunes tuve un accidente bastante gordo. Cosas de la inexperiencia. Con ella disfruté mucho e hice varios viajes más o menos largos pero a los 18 meses ya estaba montado a lomos de mi moto, una HD Dyna FXDXi. Digo mi moto porque siempre la consideraré así.

– ¿Por qué montas en moto?

Desde pequeño me ha gustado ese aire de libertad que da rodar en moto y poder plantarte en cualquier sitio.

– Cuéntame un poco por encima tu experiencia motoviajera.

El primer viaje fue a Jerez con la marauder 250 para ver el GP, después con la HD los viajes se fueron haciendo cada vez más lejos. Reseñable es el Krystall Rally en Noruega, a 35° bajo cero, el Sáhara, ya con la africota, Elefantes, Millevaches, Venecia, …

– Tienes una Harley, la Africa Twin y una XT 350, que yo sepa. ¿Con cuál te quedarías y por qué?

También tengo una vespa 200 DN del 82 que la utilizo, perdón, utilizaba, jejeje, a diario para ir a trabajar. Como he dicho antes, me quedo con la Dyna ya que lleva 9 años conmigo, hemos hecho más de 100.000 kms juntos y la he ido transformando a mi gusto.

La mítica Transfagarasan se va quedando atrás

La mítica Transfagarasan se va quedando atrás

Bonita imagen de una moto viajera cargada hasta arriba, aquí una imagen tomada en la carretera Transalpina de Rumania

Bonita imagen de una moto viajera cargada hasta arriba, aquí una imagen tomada en la carretera Transalpina de Rumania

Entrada a Ucrania, una nueva frontera

Entrada a Ucrania, una nueva frontera

¿Qué viajero no ha soñado alguna vez con hacerse esta foto?

¿Qué viajero no ha soñado alguna vez con hacerse esta foto?

Lo mejor del viaje son los amigos que se hacen en el camino. En Samara pasó cuatro días en casa de Andrei

Lo mejor del viaje son los amigos que se hacen en el camino. En Samara pasó cuatro días en casa de Andrei

Bonita imagen la del Cañón Charyn (Kazajistán)

Bonita imagen la del Cañón Charyn (Kazajistán)

– ¿Qué es lo que más te gusta de tu faceta de motero?

Conocer gente , charlar y tomar una cerveza bien fría mientras contamos nuestras aventurillas.

– Y ¿lo que menos?

Cuando rodamos en grupo siempre estoy agobiando al resto para que no alarguen las paradas, y es que no veo el momento de volver a montarme en la moto, jejeje.

– Ahora ya estás metido en EL VIAJE, ¿qué esperas encontrar?

No lo hago por nada místico ni nada trascendental. Simplemente es una idea que me rondaba en la cabeza desde hace tiempo y ahora que los astros se han alineado, he decidido hacerla. Uy, al final sí que ha quedado algo mística la contestación, jejeje.

– Has pedido dos años de excedencia en tu trabajo, ¿volverás a él cuando termines el viaje?, ¿Ves posible o probable un cambio profundo en ti “por culpa” del viaje?

No voy buscando cambiar, pero me imagino que estar viajando más de 1 año, sólo, por diferentes culturas, afrotando los problemas día a día, hará que tu mente se abra y pienses de diferente manera. El trabajo estará ahí cuando vuelva, y ya es mucho decir tal y como están las cosas hoy en día, aunque reconozco que será duro ponerse delante de un ordenador encerrado entre 4 paredes, ya veremos que ocurre  …

– Detállame el itinerario que tienes previsto.

Salí desde Córdoba hasta Barcelona, donde tomé un Ferry hasta Roma, atravesé Italia y volví a coger otro barco hasta Croacia. Después Bosnia, Montenegro, Albania, Grecia y Turquía, pero sólo hasta Estambul. De allí me volví a Bulgaria, Rumanía, Ucrania y crucñe a Rusia. Visté Moscú y luego atravesaré Kazajstán y Mongolia para después entrar otra vez en Rusia hasta Vladivostok.

Allí embarcare la moto hasta Alaska mientras estoy de mochilero en Japón.

Una vez los dos juntitos en Alaska, bajaré por Canadá y los EEUU, donde vive mi hermano, por lo que aprovecharé para reponer fuerzas.  Después México, Centro América y Sudamérica hasta Ushuaia, desde donde volveré a subir hasta Buenos Aires. Allí ya veremos.

– ¿Hay algún lugar de los que vayas a atravesar que te produzca algún tipo de temor?

Unos dicen que tenga cuidado por Centro América, pero sólo dicen lindezas de esa zona. En fin, cada uno cuenta su película según le haya ido. No se puede generalizar.

-¿Qué país/zona tienes más ganas de conocer?

Sin duda, Mongolia, desde hace años soñaba con rodar por esas infinitas estepas y conocer sus gentes y su cultura.

¿Qué mejor sitio para pasar una noche que al borde del Cañón Charyn?

¿Qué mejor sitio para pasar una noche que al borde del Cañón Charyn?

Algunas imágenes nos transportan irremediablemente a remotos países con los que soñar

Algunas imágenes nos transportan irremediablemente a remotos países con los que soñar

Fotos como ésta hacen que merezcan la pena todas las fatigas que haya que pasar

Fotos como ésta hacen que merezcan la pena todas las fatigas que haya que pasar

Tan sólo pasar por este puente ya debe ser toda una experiencia

Tan sólo pasar por este puente ya debe ser toda una experiencia

– Ahora que ya has pasado por Mongolia… ¿responde el país a tus expectativas?

Sin duda, supera las expectativas. Tanto en los paisajes, la amabilidad de la gente y la dureza de sus pistas.

– ¿Qué aspecto del viaje es la que menos te gusta?, ¿Por qué?

Lo que menos… los cambios de continente, es lo que menos preparado llevo del viaje.

– Te has dejado al continente africano apartado de la ruta inicial…

Sí, visto lo que cuesta conseguir el visado ruso y el de Mongolia, imagino que conseguir en ruta los visados de los países africanos debe llevar mucho tiempo y dinero. Lo dejaré para otra ocasión.

– Llevas una Africa Twin 750 pero ¿qué moto te parecería la ideal para hacer este viaje?

Una XT 600 vendría al pelo, pero tendría que sacrificar equipaje.

– ¿Cuántos kilómetros tenía la Africa Twin cuando saliste de Córdoba?

Salió con unos 120.000 km, no lo sé exactamente porque llevaba tiempo sin funcionar el cuentakilómetros.

– ¿Qué preparación le has hecho a la moto?

El motor lo he abierto entero y he cambiado todo lo que hemos visto necesario sin escatimar, ya que en un viaje de este tipo no te la puedes jugar por una minúscula parte del presupuesto, aunque luego todo va sumando.

Con una moto cargada a tope y unos caminos infernales es inevitable terminar alguna que otra vez por los suelos

Con una moto cargada a tope y unos caminos infernales es inevitable terminar alguna que otra vez por los suelos

No todo son buenos ratos, la moto ha necesitado alguna reparación por el camino

No todo son buenos ratos, la moto ha necesitado alguna reparación por el camino

Inconfundible, imposible no saber dónde se hizo esta foto

Inconfundible, imposible no saber dónde se hizo esta foto

No todas las infraestructuras están como a uno le gustaría, o a lo mejor es esto lo que buscaba Xuankar

No todas las infraestructuras están como a uno le gustaría, o a lo mejor es esto lo que buscaba Xuankar

Unos mimitos en la cuneta

Unos mimitos en la cuneta

– ¿Has calculado el peso que lleva la moto durante el viaje?

No la he pesado pero me cuesta la misma vida enderezarla cada vez que me monto en ella.

– ¿Qué crees que será lo más duro del viaje?

Quizás el clima, voy un poco justo para cruzar Alaska con unas temperaturas medio decentes.

– ¿Esperas alguna zona que sea especialmente difícil?

Creo que Kazajstán y Mongolia serán duros porque es todo por pistas o campo a través y voy muy pesado con la moto.

– ¿Qué presupuesto barajas para este viaje?, ¿de dónde ha salido y/o saldrá?

Calculo un presupuesto de unos 20.000 euros, de los cuales, el 80% sale de mi bolsillo, el resto colaboradores y amigos, entre ellos mi club Mas Gas, Alextek de Madrid y Joyería Antolí de Pozoblanco.

– ¿Cómo te ves dentro de dos años?

Con ganas de irme otra vez de ruta, jejeje.

-¿Llamas Africota a todas las África Twin o es el nombre que le has puesto a la tuya?

Llamo Africota a todas las áfricas RD04, la mía se llama “Rondaora”, porque la compré en Ronda y esa misma noche me fui de farra con ella, jejeje.

Por cierto, el anterior dueño es Manuel Medina, al que entrevistaste no hace mucho. Tiene ahora una Tiger y ha estado recientemente en Turquía. Vino a despedirme y me hizo mucha ilusión volver a verlo. Me regaló una braga de Aventureros Solidarios, que llevo con mucho orgullo.

– Ya llevas más de dos meses en ruta, ¿qué destacas del tramo que llevas recorrido?

El hermanamiento entre los Bikers rusos y kazajos no tiene límites. Es increíble como se vuelca esta gente en cuanto les pides ayuda.

La moto en una carretera de grava por la estepa rusa y unas montañas nevadas como telón de fondo

La moto en una carretera de grava por la estepa rusa y unas montañas nevadas como telón de fondo

A los chiquillos mongoles también les gustan las motos

A los chiquillos mongoles también les gustan las motos

A su paso por el Altai ruso, Xuankar encontró pasos como éste

A su paso por el Altai ruso, Xuankar encontró pasos como éste

 

– ¿Has tenido algún problema o inconveniente que no te esperabas?

He tenido algunas averías, caídas, encontronazos con la policía corrupta, atascos en las grandes ciudades, … pero todo ello entra dentro de lo previsto inicialmente.

– ¿Ha cambiado en algo tu idea inicial para este viaje en estos dos meses y pico?

Al principio hacía muchos kms al día y llegaba a los sitios reventado y sin ganas de nada, pero poco a poco he ido cambiando mis rutas diarias, acortándolas y disfrutando mucho más de la ruta y del destino de cada día.

– De todas las facetas de este viaje ¿Qué te parece más interesante?

Sin duda, la gente. En cada sitio que he tenido algún problema o que he pedido ayuda, alojamiento, comida, … me la han dado sin mirar nada más, sobre todo en Rusia. En este país he dormido en las casas de la gente que han acogido a un ‘tío’ que no conocen de nada, con el pelo largo, sin afeitar, oliendo no muy bien y sin embargo me han considerado como uno más de la familia.

– Ya sé que andas por Vladivostok, menos mal que vas a dejar Rusia. Ibas a terminar alcoholizado, tanto vodka, tanto vodka…

Me va a costar dejar este país. Tenemos mucho que aprender los motoristas españoles de los de aquí. Nada de postureo, aquí la camaradería biker es auténtica.

– ¿Cómo podemos seguir tus aventuras alrededor del mundo?

Podéis seguirme mi viaje en www.xuankarworldtrip.es, además de Facebook, YouTube y Twitter. Además, a través de la web se me puede seguir en tiempo real en la pestaña “dónde estoy

– Y si alguien quisiera colaborar contigo en este viaje, ¿Cómo puede hacerlo?

Tengo camisetas que podéis comprar poniéndoos en contacto conmigo.

Sigo abierto a cualquier tipo de colaboración por parte de empresas o aportaciones solidarias vía PayPal.

Después de conocer por encima los pormenores de la “escapada” de este cordobés dan ganas de seguirle de cerca a través de la pantalla del ordenador o -mejor aún- de seguirle el rastro en moto, ¿a ti no?