Palos escuchó el “Rum rum” de las motos

El pasado domingo acudíamos a la cita que nos tenía preparada el motoclub “Rum rum” de Palos de la Frontera, la XXII “Vuelta a los Lugares Colombinos”.

Empieza a haber ambientillo en los alrededores de la sede del motoclub "Rum rum"

Empieza a haber ambientillo en los alrededores de la sede del motoclub “Rum rum”

Todo preparado para lo que venga, un gran equipo humano atiende con alegría a los recién llegados

Todo preparado para lo que venga, un gran equipo humano atiende con alegría a los recién llegados

El alcalde de Palos y parte de su equipo se interesa por algunas de las máquinas presentes

El alcalde de Palos y parte de su equipo se interesa por algunas de las máquinas presentes

En la sede del motoclub -un lugar idóneo para iniciar  el evento por el amplio espacio disponible sin entorpecer el tráfico- empezaba todo. Junto a la plaza de toros de Palos de la Frontera se instalaban los mostradores para realizar las inscripciones, entregar las bolsas de bienvenida y tomar un desayuno. A partir de las 9:00 de la mañana empezaban a registrarse los participantes, pocos fueron los que llegaron a primera hora, nos gusta la cama y conforme se acercaba la hora prevista para salir de ruta iban llegando más y más motos. Por megafonía, la organización iba indicando a los recién llegados que pasaran por el mostrador de inscripciones para agilizar la salida. El evento contó con la presencia de una representación del Ayuntamiento, con el alcalde, Carmelo Romero, y varios concejales, que se interesaron por el despliegue de motos que encontraron allí.

El alcalde de Palos corta la cinta para que empiece la ruta

El alcalde de Palos corta la cinta para que empiece la ruta

Al final se juntaron bastantes motos, ¿eh?

Al final se juntaron bastantes motos, ¿eh?

Que no se les olvide a la gente de "Mi moto la mejón" pedir su foto, ¿eh?

Que no se les olvide a la gente de “Mi moto la mejón” pedir su foto, ¿eh?

Empezamos a encontrarnos con viejos amigos a lo largo de la ruta, aquí en la primera parada

Empezamos a encontrarnos con viejos amigos a lo largo de la ruta, aquí en la primera parada

Y llegamos a Mazagón

Y llegamos a Mazagón

¿Y esta gente de qué peña serán?

¿Y esta gente de qué peña serán?

Tras recibir serias amenazas llegamos a la conclusión de que es conveniente publicar esta foto

Tras recibir serias amenazas llegamos a la conclusión de que es conveniente publicar esta foto

Con esta foto también se trata de reconciliar a algún amiguete de Huelva Motera

Con esta foto también se trata de reconciliar a algún amiguete de Huelva Motera

Y en la última parada, ya en el Puerto de Mazagón, recibimos este saludo para la cámara

Y en la última parada, ya en el Puerto de Mazagón, recibimos este saludo para la cámara

A la hora de la salida de la ruta, el alcade de Palos cortaba una cinta para dar paso a la gran caravana de motos, que -tras un breve recorrido por las calles de la localidad palerma- hacía su primera parada para tomar un refresquito. La entrada principal de Palos se cortó para la ocasión y las motos ocuparon la calzada al completo. Tras esta primera parada volvíamos a arrancar motores para continuar la vuelta, salimos de Palos para dirigirnos al núcleo costero de Mazagón, donde el parque acogía el siguiente descanso, allí nuevamente ocupábamos la calzada completa durante un rato. La organización ofreció allí bocadillos y bebidas a los inscritos antes de continuar el camino hacia la tercera parada. El Puerto de Mazagón fue el lugar elegido para el último descanso con aperitivo, allí pasamos un buen rato antes de retomar el camino hacia Palos de la Frontera. A la vuelta a la localidad de Palos llegábamos al polígono en el que se encontraba el restaurante elegido por la organización para almorzar y hacer la entrega de trofeos y el sorteo.

Algún que otro grupito se dejó fotografiar

Algún que otro grupito se dejó fotografiar

Y algún que otro fotografiado hizo el intento -en vano- de esconder su cervecita

Y algún que otro fotografiado hizo el intento -en vano- de esconder su cervecita

Ya comiendo, nos encontramos con el señor de los colorines, que iba así de bien escoltado

Ya comiendo, nos encontramos con el señor de los colorines, que iba así de bien escoltado

Tras pasar por el control del motoclub para entrar al interior del comedor fuimos ocupando las mesas del salón, que llenamos prácticamente al completo. Una rica paella y una carne en salsa con patatas conformaron el menú, más un postre y bebidas al gusto. Llegando el final del almuerzo, subía al escenario Juan Carlos Sáez, presidente del “Rum rum” para dar paso a la última parte de la concentración. Tras agradecer su colaboración a varias entidades solicitó la presencia de Carmelo Romero, alcalde de Palos, que dirigió unas palabras a los asistentes y terminó pidiéndoles mucho cuidado en la vuelta a casa.

Una vueltecita por esta "boda" para ver a los invitados

Una vueltecita por esta “boda” para ver a los invitados

Los amigos del motoclub Rociana no se faltaron a la cita

Los amigos del motoclub Rociana no  faltaron a la cita

Esta gente me suena de haberla visto antes en alguna parte

Esta gente me suena de haberla visto antes en alguna parte

A continuación llegaba el momento de entregar los trofeos, el del motoclub con más miembros inscritos -una vez más- iba a parar a la sede de “Mi moto la mejón”; el piloto más lejano -Pedro Canto- llegaba desde Córdoba y también recibió su trofeo; Antonio Ramos recogió su premio por ser el piloto de más edad inscrito en la concentración y María José era la mujer motera con más antigüedad en el carnet que vino a los mandos de su moto, por lo que también tuvo su trofeo. La moto más nueva y el “Batato” por ser el primer inscrito cerraron la lista de trofeos.

"Mi moto la mejón" recoge el trofeo al motoclub con más miembros inscritos

“Mi moto la mejón” recoge el trofeo al motoclub con más miembros inscritos

El motero de más edad vino conduciendo su moto a los 71 años

El motero de más edad vino conduciendo su moto a los 71 años

Un casco para el caballero

Un casco para el caballero

Un montón de regalos fueron recogidos sobre el escenario

Un montón de regalos fueron recogidos sobre el escenario

Un traje de agua para María

Un traje de agua para María

El salón comedor estaba lleno hasta la bandera

El salón comedor estaba lleno hasta la bandera

¡¡¡Y un bolso para el caballero!!!

¡¡¡Y un bolso para el señor!!!

Llegaba el momento del sorteo de regalos, que repartió un montón de artículos entre los inscritos, cascos, ropa, artículos de joyería, accesorios, revisiones, etc… fueron cambiando de manos hasta que se sorteó el último regalo. Una vez terminado el sorteo, Juan Carlos  Sáez agradecía a todos su participación y daba por concluída la XXII “Vuelta a los Lugares Colombinos”.

Los anfitriones posan al término de su gran día. Buen trabajo

Los anfitriones posan al término de su gran día. Buen trabajo

AQUÍ puedes ver el resto de las fotos que hizo la cámara de Huelva Motera.