Los Camaleones celebraron su reentrada en la familia motera onubense

El motogruop “Los Camaleones” nacía hace ya muchos años, sin embargo, llevaba algún tiempo en el que se había “desinflado” y tenía poca presencia; ya sabemos que es algo típico y frecuente, no siempre se puede estar en la cresta de la ola, depende de muchos factores, y este club motero no se ha salvado. Sin embargo, recientemente, un nuevo soplo de ganas de volver a la carga ha llevado al club puntaumbrieño a marcar esta fecha como el momento en el que “Los Camaleones” volvieron a estar al pie del cañón. Con este motoalmuerzo han querido celebrar su reencuentro con esa gran familia que formamos todos los moteros de la provincia.

Souvenirs Onuba

Hasta Los Camaleones tenían sus "gorrillas", hay que organizar el aparcamiento aunque sea gratis

Hasta Los Camaleones tenían sus “gorrillas”, hay que organizar el aparcamiento aunque sea gratis

Aprovechamos mientras llega todo el mundo para hacer unas prácticas al manillar

Aprovechamos mientras llega todo el mundo para hacer unas prácticas al manillar

Van llegando los amigos

Van llegando los amigos

Siguen llegando más y más amigos a Punta Umbría

Siguen llegando más y más amigos a Punta Umbría

Vamos a las motos, que nos ponemos en marcha

Vamos a las motos, que nos ponemos en marcha

El grupo empieza el paseo por la locallidad de Punta Umbría

El grupo empieza el paseo por la locallidad de Punta Umbría

Al final se juntaron unas cuantas motos

Al final se juntaron unas cuantas motos

Pasamos por la avenida del Océano, menos mal que estamos aún en verano

Pasamos por la avenida del Océano, menos mal que estamos aún en verano

El día anterior habíamos estado en el Aniversario de los Onuba Riders y fue un evento largo que a más de uno le pasó factura a la hora de abandonar las sábanas. A las 11:00 estábamos citados para iniciar la jornada de reencuentro con los compañeros de Punta Umbría, pero a esa hora no se apreciaba aún mucho movimiento y se notaba un cierto ambientillo de decepción, se esperaba a más gente. Esperando a que llegaran más moteros se fue retrasando la hora de salida del paseo por la localidad hasta que llegó finalmente la hora de ponerse en marcha; habían llegado más amigos, ya era otra cosita pero aún se esperaba una mayor participación. De todas maneras, el programa se llevaría a cabo con más o menos gente. Iniciamos el paseo por la localidad de Punta Umbría, recorrimos varias calles del pueblo y a nuestro paso fuimos inmortalizados por muchos vecinos con sus teléfonos móviles. Durante el recorrido no hicimos paradas, bastante corto era como para andar parándonos por el camino; se trataba de dar una vueltecita y ya está, la jornada de convivencia la tendríamos luego en el almuerzo y durante la tarde. Al regresar al punto de partida nos encontramos con que allí habían aparcado un buen número de motos, bastantes amigos habían llegado tarde para dar la vuelta y nos esperaban allí “regando la plaza” con una cerveza y cogiendo sitio a la sombrita, que el sol castigaba.

Aparcando de nuevo tras el paseíto

Aparcando de nuevo tras el paseíto

Vamos a aprovechar para ir cogiendo colorcillo de cara al verano

Vamos a aprovechar para ir cogiendo colorcillo de cara al verano

La peña gastro-motera "La Última"

La peña gastro-motera “La Última”

"Descubridores" en Punta Umbría

“Descubridores” en Punta Umbría

Las "ticketeras" o como carajo se llame ese trabajo

Las “ticketeras” o como carajo se llame ese trabajo

¡Qué mal repartido está el mundo!

¡Qué mal repartido está el mundo!

"Mi moto la mejón" tuvo bastante presencia en este evento

“Mi moto la mejón” tuvo bastante presencia en este evento

Una vez aparcadas todas las motos empezaba la segunda parte, llegaba el momento de tutearnos, de charlar, de hermanarnos, de hacer amigos, llegaba el momento de la convivencia motera. Había representación de muchos clubs moteros de la provincia y también muchos moteros que no pertenecen a ninguno, finalmente, el motoalmuerzo tendría el aspecto que esperábamos.

“Los Camaleones” habían conveniado con un bar de la localidad que celebraríamos allí el motoalmuerzo, el bar se encargó de ofrecer un potaje de garbanzos y una fritura de “pescaíto”, como si estuviéramos junto a un puerto pesquero, rico, rico, rico. Este “menú” corría a cargo del bar, pero al margen de esto también podíamos pedir lo típico (lomitos, hamburguesas, etc…).

Queda inaugurada la sección rosa de Huelva Motera

Queda inaugurada la sección rosa de Huelva Motera

Un ratito para pelar la pava

Un ratito para pelar la pava

Instruyendo a las nuevas generaciones

Instruyendo a las nuevas generaciones

Con musiquita ambiente, con un buen puñado de amigos y las motos aparcadas a la vista pudimos pasar un buen rato para celebrar el regreso de “Los Camaleones”, suerte de que teníamos suficiente sombrita para resguardarnos del sol, entre la sombra y la brisa que corría se estaba realmente bien.

¡Al ataque!, el "pescaíto" estaba que quitaba el "sentío"

¡Al ataque!, el “pescaíto” estaba que quitaba el “sentío”

En el interior del bar en el que celebramos el motoalmuerzo

En el interior del bar en el que celebramos el motoalmuerzo

Se me ocurren mil comentarios para esta foto, pero todos tienen dos rombos, así que mejor me callo un poquito

Se me ocurren mil comentarios para esta foto, pero todos tienen dos rombos, así que mejor me callo un poquito

Un momento de la entrega de recuerdos

Un momento de la entrega de recuerdos

Llegó el momento, como manda la tradición, de hacer entrega de un obsequio a los clubs asistentes y desde la organización se fue llamando uno a uno a todos los colectivos moteros que acudieron a la cita para hacerles entrega de un obsequio que les recuerde este momento.

Avanzó la tarde y poco a poco fue marchándose el personal, paulatinamente se fue despejando la terraza que nos alojó en este motoalmuerzo hasta que quedaron esos a los que nunca vemos marcharse de ningún sitio y que casi hay que echarles con agua hirviendo.

AQUÍ tienes más fotos tomadas por la cámara de Huelva Motera.