Las mujeres moteras tuvieron su día con la peña gastromotera “La Última”

Pasamos una gran jornada en el Día de la mujer motera que organizó la peña “La Última”, fue un evento en el que nos divertimos de lo lindo, hubo momentos de risas, de emoción, de piques, de espectáculo, hubo aplausos, gritos y ovaciones, mucho ruido, hubo hasta quien pasó un poco de vergüenza; lo que no tuvimos fue un momento para el aburrimiento.

Como ya se explicaba en la previa publicada sobre los eventos del pasado fin de semana, la peña gastro motera “La Última” quería homenajear a las mujeres moteras, a esas que conducen su propia moto; cada vez son más las mujeres que se bajan del asiento de atrás para agarrar el manillar y disfrutar de la moto desde el puesto de piloto. Aún son una clara minoría, pero el número de mujeres que conducen su moto va en aumento y con este evento, “La Última” ha querido hacerles un homenaje a estas mujeres, han querido decirles un “Ole por las mujeres moteras”. Lejos de tener ningún fin reivindicativo o de buscar un carácter feminista en el Día de la mujer motera, “La Última” sólo trataba de animar a las mujeres a dar el salto al asiento delantero de las motos.

El maestro de la plancha, ¿no ves por donde va la hamburguesa?

El maestro de la plancha, ¿no ves por donde va la hamburguesa?

Pufff, esto se nos va de las manos, ¿eh?

Pufff, esto se nos va de las manos, ¿eh?

Entonces ¿qué?, ¿Había piojillos o no?

Entonces ¿qué?, ¿Había piojillos o no?

No tienen ganas de cachondeo esta gente tampoco

No tienen ganas de cachondeo esta gente tampoco

Para el evento, la peña motera organizadora había sacado la barra a la calle y había montado un curioso y sencillo escenario y varias mesas, sillas y sombrillas. Esta fue la infraestructura material, pero los preparativos fueron mucho más allá y es que -además de los premios y trofeos que siempre suelen repartirse en las concentraciones moteras- los anfitriones apostaron por dinamizar la jornada, para ello no dejaron de organizar y proponer chorradas que animaron al personal a participar y a quedarse hasta bien entrada la tarde, cuando lo habitual es marcharse nada más terminar el almuerzo y el sorteo de regalos. Entre las chorradas que propusieron, una cerveza para el que se suba al escenario y cuente un chiste, sencillo ¿verdad? pues como ésta fueron muchas las actividades que se propusieron. La gente tiene ganas de divertirse y de participar, con un poco que se le anime las cosas salen sólas, y eso es lo que han hecho en esta ocasión los amigos de “La Última”. Buen pitote fue el que se formó a cuenta de las carreras de motos lentas, al principio parecía que costaba que se apuntara el personal, pero al final las carreras se alargaron y se alargaron durante un buen rato. Carreras para chicas y carreras para chicos, el público animando a sus favorit@s y el buen humor reinando en el ambiente. Se entregaron premios a la mujer motera con el carnet de moto más reciente y más antiguo. Las chorradas que inventaron esta gente de la camiseta roja continuaron con el concurso para ver cuál es la moto más ruidosa, otro para encontrar la moto con el sonido más bonito; qué se yo la cantidad de cosas que se les ocurrió a esta gente, un premio a la moto con más kilómetros, a la moto más nueva, en fin, un no parar.

Empezamos con las carreras de motos lentas

Empezamos con las carreras de motos lentas

Hay que ver lo aplicado que está el árbitro, no le vi tan atento en las carreras de los moteros

Hay que ver lo aplicado que está el árbitro, no le vi tan atento en las carreras de los moteros

Una ronda más de carreras de motos lentas

Una ronda más de carreras de motos lentas

Por un poquito sólo, sí, pero he ganado

Por un poquito sólo, sí, pero he ganado

Tiene su mérito participar con esa moto, ¿eh? Tiene que ser difícil pa reventar

Tiene su mérito participar con esa moto, ¿eh? Tiene que ser difícil pa reventar

Por aclamación popular, la moto más ruidosa es la KTM de la señorita

Por aclamación popular, la moto más ruidosa es la KTM de la señorita

Una caja de gambas se llevó la moza, una caja que no llegó a casa

Una caja de gambas se llevó la moza, una caja que no llegó a casa

No tiene historia el casco este, "ni ná", creo que andaba por los 75 años de antigüedad

No tiene historia el casco este, “ni ná”, creo que andaba por los 75 años de antigüedad

Premio a la motera más novata

Premio a la motera más novata

Y a la más veterana (con el carnet de moto más antiguo)

Y a la más veterana (con el carnet de moto más antiguo)

Entre las muchas actividades que nos pusieron por delante la gente de “La Última” y los continuos viajes a la barra para comer y beber pasaron las horas sin apenas darnos cuenta. Desde la organización habían dicho que tendríamos “sorpresas” a lo largo de la jornada, ya habíamos visto varias, pero todavía se guardaban un “AS” en la manga, se trataba de una sorpresa pensada para ellas, nada más y nada menos que un striper. A fin de respetar la presencia de varios niños y de las personas que no quisieran presenciar el espectáculo erótico, le dieron la vuelta al escenario de manera que quienes sí quisieran lo vieran por el lado contrario. Un joven fornido, depilado y con poca ropa empezó el particular show erótico en el que invitó a participar a varias chicas de entre el público; unas con más insistencia que otras, fueron subiendo al escenario para… en fin, ¿cómo decirlo? ver muy de cerca y palpar al joven ante el público que animaba a ambos a continuar. Entre las chicas que participaron en el espectáculo hubo quien se desmelenó desde el minuto 1 y hubo quien se mostró algo abochornada ante la actuación del striper. Hasta cinco chicas del público fueron invitadas por el protagonista para hacerlas partícipes del espectáculo erótico.

El striper empieza a liarla ya desde la barra

El striper empieza a liarla ya desde la barra

Un poco de expectación sí que había por ver el show erótico

Un poco de expectación sí que había por ver el show erótico

Se la ve apurada a la pobre

Se la ve apurada a la pobre

Ay, omá!!! Cuánto tiempo que no me cogían en volandas!!

Ay, omá!!! Cuánto tiempo que no me cogían en volandas!!

Huy, que no, quita, quita...

Huy, que no, quita, quita…

Verás tú si no la vamos a liar de verdad...

Verás tú si no la vamos a liar de verdad…

Vamos a ver, pero... ¿todo esto es de verdad?

Vamos a ver, pero… ¿todo esto es de verdad?

Sonríe al pajararito

Sonríe al pajararito

Toca, tonta, toca, que no pincho

Toca, tonta, toca, que no pincho

Yo diría que les gustó

Yo diría que les gustó

"Las camaleonas" entregan una placa a las moteras de "La Última"

“Las camaleonas” entregan una placa a las moteras de “La Última”

Tras la actuación del striper llegaba el momento de la entrega de placas, algunos clubs quisieron obsequiar a “La Última” con un recuerdo de su paso por el evento, aunque alguno que otro ya lo había hecho antes. Tras este clásico momento llegaba el sorteo de varios regalos, entre los que había varios relojes de pulsera y un reportaje fotográfico. Había avanzado ya la tarde y pasadas las 18:00 h. terminaba ya el programa, aunque la música continuaba y la barra también. Sin embargo ya se notaba que la gente iba marchándose y el ambientazo que había reinado durante toda la jornada ya no lo teníamos, la cosa estaba más tranquilita y lo que se esperaba es que ya fuera a menos, así que desde ese momento no estoy en condiciones de escribir nada; como otras veces, si querías saber lo que pasó haberte quedado.

El de las barbas quería un tío más feo que él para parecer más guapo y me llamó a mí... ya ajustaremos cuentas

El de las barbas quería un tío más feo que él para parecer más guapo y me llamó a mí… ya ajustaremos cuentas

Aquí llega la sección de los enchufados, en este caso enchufadas.

IMG_2115

IMG_2123

AQUÍ    tienes todas las fotos tomadas por la cámara de Huelva Motera.