La sede de los “Caballos de Acero” albergó un evento motero solidario a favor de AECC

Una vez más, el motoclub “Caballos de Acero” organizaba este pasado sábado un evento motero solidario, en esta ocasión se trataba de recaudar fondos para la Asociación Española Contra el Cáncer. Para promover esta causa solidaria, el motoclub organizador montó un escenario en los soportales que albergan su sede para ofrecer un par de actuaciones; además, AECC puso un stand para informar a todos los interesados en su labor y recaudar donativos.

Portada Manocian Decoración

A partir de las 12:00 de la mañana estaba prevista la celebración de este evento, y duraría hasta bien entrada la tarde. Durante la mañana se ambientaba bastante la sede de “Caballos de Acero”, se ve que el paseo matutino con la moto llevó a muchos amigos a hacerles una visita y colaborar con la causa. A la hora de la cervecita hubo mucha gente y la barra estuvo funcionando bastante bien, luego la cosa se calmó un poco y muchos de los que habían asistido optaron por irse a comer a casa o a algún otro lugar. Aún quedaba el plato fuerte de la jornada, las dos actuaciones musicales que tenía previstas el motoclub “Caballos de Acero”, flamenquito del bueno sobre el escenario instalado para la ocasión. Los grupos “Sajúcar” y “Échale papas” dieron lo mejor de sus repertorios, tanto en su especialidad como en alguna incursión en estilos como el rock and roll con su toque personal; particularmente simpático resultó el cante en “su propio inglés” del vocalista de “Sajúcar”, que arrancó no pocas risas al público que presenció su actuación, canciones en inglés cuya letra no hay agloparlante que sea capaz de descifrarlas, pero que animaron también lo suyo.

La representación de la Asociación Española Contra el Cáncer montó una mesa informativa

La representación de la Asociación Española Contra el Cáncer montó una mesa informativa

La barra que los "Caballos de Acero" montaron en los soportales

La barra que los “Caballos de Acero” montaron en los soportales

La plancha marchando

La plancha marchando

La sede de los "Caballos de Acero" ya es muy conocida en el ámbito motero por los eventos que se celebran allí

La sede de los “Caballos de Acero” ya es muy conocida en el ámbito motero por los eventos que se celebran allí

Las motos aparcadas en la puerta no pueden faltar

Las motos aparcadas en la puerta no pueden faltar

Musiquita y cervecita, con la comidita, los amiguitos y las motitos, el mejor planecito para un gran diíta

Musiquita y cervecita, con la comidita, los amiguitos y las motitos, el mejor planecito para un gran diíta

Sajúcar puso a bailar a más de una

Sajúcar puso a bailar a más de una

Pues sí, la tarde estuvo más tranquila en cuanto a público, pero no en cuanto a ambiente y animación, pero entre la cervecita, la comida y las copas se cumplía el objetivo marcado por los organizadores, que no era otro que aportar su granito de arena a la causa benéfica de ayudar a la Asociación Española Contra el Cáncer. Una vez más, la gran familia motera sacaba a relucir su lado más solidario y sacaba adelante este evento. Seguro que habrá quien agradezca este gesto, tanto a los “Caballos de Acero” por organizar esta reunión como a los asistentes por colaborar con su presencia.

Y la charla de motos mirando lo que hay aparcado también es una constante en estos eventos

Y la charla de motos mirando lo que hay aparcado también es una constante en estos eventos

Musiquita en directo

Musiquita en directo

Los "Échale papas" también animaron al personal

Los “Échale papas” también animaron al personal

Esta pandilla se animó con las palmas

Esta pandilla se animó con las palmas

La mesa de AECC con los miembros de la asociación y algunos de los miembros de "Caballos de Acero"

La mesa de AECC con los miembros de la asociación y algunos de los miembros de “Caballos de Acero”

Ya al final de la jornada, de los últimos en irse de la sede de "Caballos de Acero"

Ya al final de la jornada, de los últimos en irse de la sede de “Caballos de Acero”

El final de la reunión llegaba con el atardecer, los últimos lomitos salieron de la plancha y se recogía toda la instalación que se había preparado en el exterior para la ocasión, en el interior de la sede de los “Caballos de Acero” quedaba aún quien no quería marcharse, los miembros del motoclub organizador y algunos amigos que se resistían a irse a casa, así que lo que allí pasara… allí se queda.

AQUÍ tienes algunas fotos más tomadas por la cámara de Huelva Motera.