La ruta motera solidaria “Entresierras” recaudó fondos para “ASPAIDER”

El pasado domingo 12 de marzo teníamos un nuevo llamamiento a la solidaridad, los moteros teníamos la oportunidad de participar en una bonita ruta que unía las provincias de Huelva y Sevilla por la zona norte a la vez que colaborábamos con una causa benéfica. El motoclub “Ángeles Guardianes” de Huelva, en colaboración con los motoclubs “Maremotos” de Matalascañas y “Los Cansinos” de Zufre organizaba este evento motero solidario.

Souvenirs Onuba

Cogiendo fuerzas para la ruta con un buen desayuno

Cogiendo fuerzas para la ruta con un buen desayuno

Aquí tenemos las alternativas para decidir qué ruta haremos

Aquí tenemos las alternativas para decidir qué ruta haremos

Preparándonos para salir

Preparándonos para salir

La propuesta era diferente a lo que venimos viendo casi cada fin de semana en las muchas actividades moteras a las que asistimos, se trataba -primeramente- de hacer una ruta, una buena ruta; un recorrido que rondaba los 170 km según el trazado elegido. Sí, has leído bien, según el trazado elegido; esta ruta no se desarrolla tampoco como las de todas las concentraciones, aquí no vamos en un gran grupo al que van abriendo camino en cada cruce, en esta ocasión, cada cual va por donde quiere, con quien quiere, y al ritmo que quiere. La organización se hacía visible en tres puntos: en la salida de La Palma del Condado, donde teníamos las inscripciones y el desayuno; en Zufre, donde tomamos un aperitivo; y en El Pedroso, donde se dio por finalizada la ruta y tuvimos la comida. Fuera de estos tres puntos, cada cual hacía lo que le parecía oportuno, cada cual diseña su ruta (aunque la organización nos proponía tres alternativas para cada tramo), cada cual se detiene donde y cuando quiere, y cada cual va a su ritmo.

En una parada cerca de El Berrocal nos adelantaron un montón de motos

En una parada cerca de El Berrocal nos adelantaron un montón de motos

En El Madroño había que comprobar que íbamos bien

En El Madroño había que comprobar que íbamos bien

Siempre es llamativo cruzar el embalse Gossan Cobre y contemplar esos contrastes

Siempre es llamativo cruzar el embalse Gossan Cobre y contemplar esos contrastes

En las cercanías de La Palma del Condado se ubicaba el lugar de salida de la ruta; los últimos trámites de la inscripción y el desayuno eran los planes para este punto, preguntar cualquier consulta que tuviéramos, saludar a algún amigo que otro y salir zumbando, que tenemos un millón de curvas por delante. En torno a las 10:00 de la mañana estaba prevista la salida de las motos en dirección Norte para ir buscando entrar en la provincia de Sevilla tras pasar por Zufre.

Lo dicho, cada cual diseñó su propia ruta, aunque claro, no hay tantas variantes como para no encontrarnos con muchos compañeros en la carretera. Unos salieron hacia Valverde del camino para dirigirse luego a Zalamea, Riotinto y Zufre, otros tomaron la carretera más sinuosa de El Berrocal y en la localidad de El Madroño se dirigían a El Castillo de las Guardas para después llegar a Zufre. Cada grupo por el camino que más les gusta o más se adecua a su forma de conducción y/o a sus motos. En Zufre teníamos la primera parada oficial de esta ruta, allí, el motoclub “Los Cansinos” nos abría las puertas de su sede y nos servía un aperitivo para reponer fuerzas a media mañana. La llegada de las motos -tal y como era de esperar- se hizo de forma escalonada hasta llenar los alrededores de la casa de “Los Cansinos”. Allí, los miembros del motoclub anfitrión nos sirvieron una bebida con una tapita; un rato de cháchara, un poquito de mirar esta o aquella moto, y llegó la hora de volver a la carretera. Una vez más teníamos por delante la decisión de qué ruta tomar para llegar hasta El Pedroso, donde teníamos el final de la ruta y la comida.

El aperitivo en la sede de "Los Cansinos" de Zufre

El aperitivo en la sede de “Los Cansinos” de Zufre

En Zufre, cuando estaban prácticamente todas las motos allí

En Zufre, cuando estaban prácticamente todas las motos allí

Buena sede la que tienen "Los Cansinos"

Buena sede la que tienen “Los Cansinos”

Una fotito de familia, también en Zufre

Una fotito de familia, también en Zufre

Bueno, y ahora ¿qué?, ¿Por dónde tiramos?

Bueno, y ahora ¿qué?, ¿Por dónde tiramos?

Y volvemos a la carretera, ahora rumbo a El Pedroso

Y volvemos a la carretera, ahora rumbo a El Pedroso

Al pasar por El Real de la Jara redujimos el ritmo para cruzar el pueblo

Al pasar por El Real de la Jara redujimos el ritmo para cruzar el pueblo

Una parada en el camino para hacer una fotillo, el embalse de El Pintado bien merece esta parada

Una parada en el camino para hacer una fotillo, el embalse de El Pintado bien merece esta parada

El primer tramo era común para prácticamente todo el mundo, había que llegar a Santa Olalla del Cala, aquí unos se dirigían hacia el Sur y otros hacia El Real de la Jara y recorría el tramo del embalse de El Pintado, una zona de gran belleza, aunque el asfalto esté algo estropeado. Finalmente fuimos llegando a la localidad de El Pedroso, donde una serie de carteles nos llevaba por el interior del pueblo hasta alcanzar el recinto ferial. Al llegar al final del recorrido aparcamos las motos en una gran explanada y nos dirigimos a la barra que había instalada en una carpa a refrescarnos un poco, que aunque oficialmente sigamos en invierno, las temperaturas eran más propias de la primavera. Unos buscaban la barra, otros buscaban el servicio, otros simplemente alguna cara conocida, pero al rato terminamos todos sentados con un plato de comida por delante, tal y como tenía previsto la organización. Tras la comida, el personal empezó a marcharse y en torno a las 16:00 h. de la tarde, sin apenas público, se hacía el acto de final de ruta, con la entrega simbólica del cheque con el importe que se donaría a una organización benéfica y el agradecimiento del motoclub “Ángeles Guardianes” a los tres colaboradores: motoclub “Maremotos”, motoclub “Los Cansinos” y la Banda de Cornetas y Tambores de El Pedroso.

Llegada de un grupo de motos al recinto ferial de El Pedroso

Llegada de un grupo de motos al recinto ferial de El Pedroso

Ya comiendo y celebrando que lo hemos conseguido, prueba superada

Ya comiendo y celebrando que lo hemos conseguido, prueba superada

Miembros de la organización celebrando también el final de la ruta en El Pedroso

Miembros de la organización celebrando también el final de la ruta en El Pedroso

Las muchas motos que llegaron a El Pedroso suscitaron la curiosidad de los vecinos del pueblo

Las muchas motos que llegaron a El Pedroso suscitaron la curiosidad de los vecinos del pueblo

El agradecimiento de los "Ángeles Guardianes" al motoclub "Los Cansinos"

El agradecimiento de los “Ángeles Guardianes” al motoclub “Los Cansinos”

Y muchas gracias también al motoclub "Maremotos"

Y muchas gracias también al motoclub “Maremotos”

La organización entrega el cheque simbólico con la recaudación al motoclub "R que R" de Cazalla de la Sierra

La organización entrega el cheque simbólico con la recaudación al motoclub “R que R” de Cazalla de la Sierra

La recaudación iba a parar, como ya se había anunciado, a la organización benéfica que eligiera el motoclub con más miembros inscritos, que fue el motoclub “R que R” de Cazalla de la Sierra. Este motoclub eligió la asociación de minusválidos “ASPAIDER” de Cazalla.

Con esto se daba por concluida la II Ruta Solidaria “Entresierras”, con la doble satisfacción de haber pasado un gran día de ruta en moto y de haber colaborado con una gran causa.

AQUÍ tienes todas las fotos tomadas por la cámara de Huelva Motera