III Ruta motera de la Amistad en Lepe

Nacía en Lepe hace tres años esta iniciativa con el objetivo de unir a los clubs que se habían creado en el municipio; había muchos moteros y no todos iban en la misma dirección. Sin embargo, hay algo que va por encima de todo y es el compañerismo y la amistad que nos debe unir a todos los que nos consideramos moteros. Así surgió la idea de implantar la Ruta Motera de la Amistad y con la intención de repetirla anualmente.

En su tercera edición, el motoclub “Caballos de Acero” con la colaboración de los motoclubs “La Quinta Marcha” y “Ruta 69” ponían en marcha este evento al que estaban invitados todos los moteros que quisieran participar en la ruta.

Xanty Elías (2)

El punto de encuentro por la mañana sufría un pequeño contratiempo y hubo que trasladar la salida a otro lugar cercano, nada grave, ya que había una representación del equipo organizativo para ir redireccionando a los que iban llegando. A las 11:00 de la mañana estábamos citados y tras acercarnos al punto de partida improvisado era el momento de aparcar la moto cerquita y saludar a las muchas caras conocidas. Tras dejar un ratito de margen para los más rezagados empezábamos a ponernos en marcha, chaqueta, casco, guantes y a la moto, que empezamos la ruta.

Ahí viene llegando el personal

Ahí viene llegando el personal

Lo primero es cambiar impresiones con los colegas

Lo primero es cambiar impresiones con los colegas

Vámonos, que nos vamos

Vámonos, que nos vamos

Empezamos con un paseo por las calles de Lepe

Empezamos con un paseo por las calles de Lepe

Llegamos a la Ermita de la Bella

Llegamos a la Ermita de la Bella

Tras dar un paseíto por las calles de Lepe nos dirigíamos por la carretera de El Terrón hacia la Ermita de Nuestra Señora de la Bella, donde se hacía una ofrenda floral a la Virgen. El grueso del grupo acudía a la Ermita mientras otros aprovechaban para hacer una visita al bar de guardia que había junto al aparcamiento de las motos, que necesitaban una cerveza ya en vena. El grupo que subió hasta la Ermita -tras hacer la ofrenda floral- se hacía la foto oficial del evento, así que los de la cerveza urgente se quedaron fuera.

Ya andando, nos dirigimos a la Ermita

Ya andando, nos dirigimos a la Ermita

Durante la ofrenda floral a la Virgen

Durante la ofrenda floral a la Virgen

Cuando uno me quiere hacer la competencia, ¿qué pasa?. Pues eso, que sale en la foto

Cuando uno me quiere hacer la competencia, ¿qué pasa?. Pues eso, que sale en la foto

La foto de familia en las escaleras de la Ermita

La foto de familia en las escaleras de la Ermita

Y vuelta a las motos

Y vuelta a las motos

Al volver a las motos nos dirigíamos a La Antilla, localidad que atravesamos de camino a la carretera de Isla Cristina; allí nos deteníamos en una de las salidas hacia la playa para colocar un ramo de flores en memoria de un compañero recientemente caído en accidente de moto, vecino de Isla Cristina y gran amigo de muchos de los asistentes al evento. Un minuto de silencio en señal de duelo y volvemos a las motos, esta vez en dirección al Cocoa Beach, un local de playa bien conocido ya de haber organizado o colaborado en otros eventos moteros de la zona. Allí nos tenían preparado un refrigerio, una consumición y unas tapitas para los moteros, la primera corría por cuenta de la casa.

Llegamos al lugar donde se haría el homenaje al compañero recientemente fallecido

Llegamos al lugar donde se haría el homenaje al compañero recientemente fallecido

Se colocó un ramo de flores para homenajear al compañero

Se colocó un ramo de flores para homenajear al compañero

El presidente de "La Quinta Marcha" explica a los presentes el motivo de esta parada

El presidente de “La Quinta Marcha” explica a los presentes el motivo de esta parada

En la parada del Cocoa Beach

En la parada del Cocoa Beach

Cuánta belleza junta

Cuánta belleza junta

"La Quinta Marcha" posando para Huelva Motera

“La Quinta Marcha” posando para Huelva Motera

¿Este tío es camarero, motero o las dos cosas?

¿Este tío es camarero, motero o las dos cosas?

Pero qué bonito es el amor

Pero qué bonito es el amor

Parte del equipo de organización relajándose un poco

Parte del equipo de organización relajándose un poco

Uno intentaba pillarlos in fraganiti, pero me pescaron cámara en mano

Uno intentaba pillarlos in fraganiti, pero me pescaron cámara en mano

Allí echamos un ratito, que se estaba de lujo, y nuevamente a las motos, que nos vamos a comer ya a la sede de los “Caballos de Acero” en La Antilla. Tomamos el camino de vuelta y fuimos pegados a la playa, tan cerca de la playa estuvimos que hubo quien tuvo algún problemilla con la arena acumulada por el viento en el asfalto de la calle, pero nada, mínimos sobresaltos que con un “zapatazo” al suelo se soluciona y a seguir con la ruta. Al llegar a la sede de los “Caballos de Acero” aparcamos las motos en los alrededores y asaltamos la barra, cervezas y cuencos con potaje de garbanzos empezaron a salir a buen ritmo. Parecía que había hambre, a partir de aquí el programa se reducía a pasar el rato que cada cual quisiera con los colegas de las motos. Entre las mesas y las sillas que sacaron a los soportales del edificio donde está la sede del motoclub y el interior nos repartimos los que nos quedamos a comer y allí echamos un buen rato entre amigos.

Llegada a la sede de los "Caballos de Acero"

Llegada a la sede de los “Caballos de Acero”

En plena faena

En plena faena

Potaje tambien para los que estan currando

Potaje tambien para los que estan currando

La peña gastro-motera "La Última" entrega un recuerdo a los "Caballos de Acero"

La peña gastro-motera “La Última” entrega un recuerdo a los “Caballos de Acero”

En esta ocasión, la jornada no se alargó demasiado y tras los cafés se marcharon la mayoría de los que quedaban. La Ruta Motera de la Amistad había unido una vez más a los tres motoclubs de la localidad de Lepe y había traído a más amigos de otros municipios, el objetivo estaba cumplido, así que -con toda probabilidad- el año que viene por estas fechas estaremos hablando de la cuarta edición, pero para eso aún queda un año, antes tenemos muchos sitios a los que ir y muchas experiencias que vivir gracias a las motos y a los muchos amigos que tenemos por ellas.

AQUÍ tienes todas las fotos tomadas por la cámara de Huelva Motera.