Fallece un compañero en accidente de tráfico

Es habitual leer en este medio noticias y crónicas que hablan de motos, de convivencias, de rutas y otros contenidos que suelen dibujar una sonrisa en nuestros labios. En esta ocasión, sin embargo, tenemos que cambiar el semblante ante el reciente fallecimiento de un compañero en la carretera mientras circulaba con su moto.

Antonio, más conocido como “El Garra”, vecino de Moguer y de 32 años de edad fallecía tras salirse de la vía con su Kawasaki Z-1000.

Circulaba Antonio en solitario por la H-7104 cuando a la altura del kilómetro 35 sufría una salida de la vía; como consecuencia de este accidente, “El Garra” sufría lesiones que le causarían la muerte minutos más tarde.

En el día de ayer -lunes- recibía sepultura el fallecido en el cementerio de Moguer. El cuerpo del joven motero fue trasladado en hombros desde la Iglesia donde se ofició la misa hasta el cementerio. En el último tramo, junto al cementerio, le esperaba una comitiva formada por cerca de 50 moteros que quisieron decirle un último adiós formando un pasillo con los cascos en alto y acelerando los motores de sus máquinas al paso del féretro. Fue un momento tremendamente emotivo que -aunque no devolverá a Antonio a su casa- sí deja una clara muestra de que era una persona querida y de que su familia motera también llora por su pérdida.

Descanse en paz.

Uno de los amigos del fallecido explica a los asistentes la forma de proceder

Uno de los amigos del fallecido explica a los asistentes la forma de proceder

Esperamos un buen rato la llegada del cuerpo del fallecido, dio tiempo de reflexionar sobre los peligros a los que nos enfrentamos cuando montamos en moto

Esperamos un buen rato la llegada del cuerpo del fallecido, dio tiempo de reflexionar sobre los peligros a los que nos enfrentamos cuando montamos en moto

La comitiva fúnebre llega al pasillo que le había preparado su familia motera

La comitiva fúnebre llega al pasillo que le había preparado su familia motera

El grupo de familiares y amigos que acompañaba al fallecido se adentra en el pasillo de moteros, que levantaban sus cascos en señal de homenaje y despedida

El grupo de familiares y amigos que acompañaba al fallecido se adentra en el pasillo de moteros, que levantaban sus cascos en señal de homenaje y despedida

Al paso del féretro comenzó el rugido de motores, las emociones estaban a flor de piel

Al paso del féretro comenzó el rugido de motores, las emociones estaban a flor de piel

El fallecido y sus muchos acompañantes llegan al cementerio

El fallecido y sus muchos acompañantes llegan al cementerio

Mira el vídeo AQUÍ