El último evento motero solidario de la temporada

Ha sido una racha intensa y extensa, si vienes estando pendiente de Huelva Motera te habrás dado cuenta de que en tan sólo dos semanas hemos tenido hasta seis eventos moteros con una vertiente solidaria. Con éste que se celebraba el pasado domingo se cierra el calendario de este año y empezamos a pensar ya más en las Navidades, en las comilonas, en la familia y en esas cosillas típicas de estas fechas.

Unión de clubs por un fin común

En esta ocasión se unían cuatro clubs moteros de la capital para organizar un evento solidario; siempre se ha dicho que la unión hace la fuerza y en esta ocasión así ha quedado patente. Más de 1.600 kg de alimentos y más de 650 juguetes han sido entregados en la barriada de La Navidad fruto de la colecta que han llevado a cabo estos cuatros clubs moteros.

“Mi moto la mejón”, “La última”, “Descubridores” y “Vespa club onubense” unían sus fuerzas por un fin común y el resultado ha sido realmente espectacular.

Comenzaba esta iniciativa solidaria a principios de mes, cuando varios miembros de los clubs organizadores se repartían entre varios supermercados para recoger los alimentos que donaran los usuarios de estos establecimientos. También se abrieron sus sedes para que quien quisiera fuera allí a depositar su colaboración voluntaria.

El día de la gran “Papanoelada”

Finalmente llegó el día grande del evento, el día en el que una legión de Papá Noeles motorizados debía recorrer las calles de Huelva dando la nota, llenando de sonrisas los barrios recorridos y propiciando caras de asombro entre los más pequeños que se encontraron con la caravana motera. Empezaba la jornada en el bar “El Conuco” a las 10 de la mañana, allí habíamos quedado para iniciar la marcha, allí se pertrecharon muchos para la ocasión y allí empezamos a ver situaciones simpáticas y cómicas con tanto Papá y Mamá Noel juntos.

Nada más llegar empezamos a ver grupitos para las fotos

Nada más llegar empezamos a ver grupitos para las fotos

Y el primero de chicas sólo

Y el primero de chicas sólo

Ellos no se disfrazaron de Papá Noel pero llevaron una vaca en su moto

Ellos no se disfrazaron de Papá Noel pero llevaron una vaca en su moto

Los amigos de "Mi burra y yo" preparados para salir

Los amigos de “Mi burra y yo” preparados para salir

Simpático y original disfraz de muñeco de nieve, al final ; Nerea se llevó el casco con el que se premió el disfraz más original

Simpático y original disfraz de muñeco de nieve, al final ; Nerea se llevó el casco con el que se premió el disfraz más original

Poco antes de las 11:30 nos poníamos en marcha y empezábamos a armar jaleo por las calles, la primera parada sería en el bar “La casa del Guarda”, donde echaríamos una cervecita y la liamos parda. La entrada al Barrio Obrero se llenó de motos y de barbudos vestidos de rojo, allí se acentuaron las ganas de fiesta y se notó que tenemos la Navidad encima, entre risas y fotos se vivieron momentos muy divertidos con la colección de moteros y moteras cantando villancicos “a grito pelao”, y es que lo que no haga una cámara grabando…

Caravana de Papá Noeles circulando por Huelva

Caravana de Papá Noeles circulando por Huelva

Villancicos en "La casa del guarda"

Villancicos en “La casa del guarda”

Anda que hubo que insistirles para que posaran...

Anda que hubo que insistirles para que posaran…

Ganas de cachondeo había para dar y regalar

Ganas de cachondeo había para dar y regalar

Pero ganas de cachondeo a lo grande que había

Pero ganas de cachondeo a lo grande que había

Esta vez me quitaron la cámara

Esta vez me quitaron la cámara

Aquí la cámara casi echaba chispas, no paraba la pobre

Aquí la cámara casi echaba chispas, no paraba la pobre

Buenos pinchos los que nos ofreció "La casa del guarda"

Buenos pinchos los que nos ofreció “La casa del guarda”

¿Se nota mucho que la foto es robada?

¿Se nota mucho que la foto es robada?

Selfie aprovechando la buena compañía y el gorrito que me pusieron, como no me cabía en la cabeza me lo colocaron en un ladito

Selfie aprovechando la buena compañía y el gorrito que me pusieron, como no me cabía en la cabeza me lo colocaron en un ladito

Y otra foto a las chicas, es que me gustan más

Y otra foto a las chicas, es que me gustan más

Llegó la hora de volver a las motos y de movilizarnos de nuevo, que otro destino nos espera, en esta ocasión el bar “Grial”; tuvimos que aparcar las motos un poco retiradas y acercarnos andando a por el segundo refrigerio. En esta parada llenamos el bar y la terraza, incluso hubo un grupo que ocupó la calle para hacerse una foto, ¿a que no sabes qué grupo era?, una pista, van de negro y verde y les gusta más una foto que un charco a un cochino.

El grupo de Papá Noeles se acerca al "Grial"

El grupo de Papá Noeles se acerca al “Grial”

Vaya cara de susto se le quedó al colega al ver a Papá Noel encajado en la banqueta de al lado

Vaya cara de susto se le quedó al colega al ver a Papá Noel encajado en la banqueta de al lado

El grupo de Papá Noeles se acerca al "Grial"

El grupo de Papá Noeles se acerca al “Grial”

Había fútbol y hasta disfrazados de Papá Noel se quedaron algunos embobados

Había fútbol y hasta disfrazados de Papá Noel se quedaron algunos embobados

Hasta cortaron la calle para la foto, esta peña son una banda de folloneros

Hasta cortaron la calle para la foto, esta peña son una banda de folloneros

Pues sí, tras un ratito en el “Grial” volvimos a dirigirnos a las motos para reemprender la marcha, esta vez ya en dirección a la barriada de La Navidad, donde entregaríamos toda la mercancía y terminaríamos la jornada. Ya en la barriada hacíamos una primera parada en la parroquia y allí descargamos la furgoneta de los alimentos, un montón de cajas -algunas de ellas muy pesadas- fueron apilándose ante el altar hasta completar toda la mercancía.

Descargando la furgoneta de alimentos en la parroquia

Descargando la furgoneta de alimentos en la parroquia

Primera parada de descarga, el grupo posando con los casi 1.700 kg de alimentos recogidos

Primera parada de descarga, el grupo posando con los casi 1.700 kg de alimentos recogidos

Los clubs organizadores reciben el agradecimiento de la asociación de vecinos de La Navidad

Los clubs organizadores reciben el agradecimiento de la asociación de vecinos de La Navidad

Tras la foto del grupo en el altar y junto a los alimentos recogidos nos dirigimos a la asociación de vecinos de la barriada, donde descargamos los juguetes recogidos. Al terminar la tarea de la descarga, más de 1.600 kg de alimentos y de 650 juguetes, el presidente de la asociación hacía entrega a los presidentes de los clubs organizadores de una placa en agradecimiento por la iniciativa desarrollada y que tanto bien puede hacer en un barrio tan deprimido como el de La Navidad. A continuación llegaba el momento de comer, un exquisito potaje de garbanzos se repartió entre los asistentes mientras que una barra servía las bebidas. Como final de fiesta se hacía entrega de un casco para premiar al disfraz más original; el jurado encontraba un empate entre dos disfraces y decidió que el público eligiera a la ganadora con sus aplausos. Finalmente era Nerea Martín la que -con su simpático disfraz de muñeco de nieve- recibió más aplausos del público y se llevó el casco a casa.

Con este final y terminando la comida, poco más quedaba por hacer allí, unos fueron a echar un cafelito, otros fueron a echar la última y otros fueron a practicar el deporte nacional, la siesta. Con el buen sabor de boca que da el saber que se ha colaborado con una causa tan noble como es ayudar a los más necesitados dábamos por finalizado el evento y -como decía- empezamos a pensar ya en nuestras Navidades.

AQUÍ tienes todas las fotos tomadas por la cámara de Huelva Motera.