Cambios en la concentración de Rociana, y parece que cayeron bien

El domingo acudíamos una vez más a la concentración que organizaba el Motoclub Rociana en esta localidad del Condado, en esta ocasión, el club anfitrión introducía algunos cambios sustanciales en la organización de este evento motero, como son el lugar de reunión y de comida, así como la forma de proceder para el almuerzo.

Empezaban los miembros del Motoclub Rociana tempranito a registrar inscripciones en la nueva ubicación del punto de encuentro, al principio -como suele ocurrir- había poco ambiente, no parece que a los moteros les guste eso de madrugar un domingo; incluso se les vio preocupados por si el personal se estaba confundiendo y acudía al lugar de siempre. Pero conforme avanzó la mañana empezó a llegar más y más gente, la preocupación de los organizadores se disipó y a la hora de salir aquello estaba ya petado de motos y moteros.

Con la moto aparcada, a desayunar y a buscar una sombrita

Con la moto aparcada, a desayunar y a buscar una sombrita

Empezando la jornada con fotitos

Empezando la jornada con fotitos

Bueno, tanta belleza junta que hasta se ha velado el carrete

Bueno, tanta belleza junta que hasta se ha velado el carrete

Esto se ambienta, como siempre, casi a la hora de salir de ruta

Esto se ambienta, como siempre, casi a la hora de salir de ruta

A ver quién es el que le cuenta un chiste de leperos a esta gente

A ver quién es el que le cuenta un chiste de leperos a esta gente

Lo típico, llegar, aparcar y acudir a inscribirnos era lo primero que fuimos haciendo, lo siguiente era enfrentarnos al desayuno que nos tenían preparado los de Rociana, que aquí también empezamos la jornada comiendo, no esta mal, ¿no? Entre el desayuno y los habituales saludos a los amiguetes llegaba la hora de ponernos en marcha, que teníamos una ruta en moto por la comarca del Condado por delante.

Arrancamos, a ver si nos da el aire y nos refrescamos un poco

Arrancamos, a ver si nos da el aire y nos refrescamos un poco

Parada técnica en Niebla

Parada técnica en Niebla

Hala, halaaaa, al vicio

Hala, halaaaa, al vicio

Con lo "jarto" que estoy de esta gente y que me tenga que poner con ellos para una foto...

Con lo “jarto” que estoy de esta gente y que me tenga que poner con ellos para una foto…

Tras recorrer algunas calles de Rociana salíamos a la carretera para rodar un poco por carretera, atravesamos Bollullos, La Palma y Villarrasa antes de llegar a Niebla, donde teníamos programada la parada con un aperitivo, el calor apretaba y se agradeció mucho. Buscamos la sombra como locos, unos para esconderse del sol mientras se tomaban la cervecita y otros para sus motos. El coche-discoteca que tenía contratado la organización estuvo dando caña también en Niebla después de animar el ambiente a primera hora en Rociana. Al volver a las motos para ponernos en marcha de nuevo abandonábamos Niebla para dirigirnos ya a Rociana de vuelta, al llegar a la localidad volvíamos a dar un paseo por sus calles antes de llegar al salón donde disfrutaríamos del almuerzo.

La caravana a su paso por algún pueblo de la ruta que realizamos

La caravana a su paso por algún pueblo de la ruta que realizamos

No había mucha gente, no...

No había mucha gente, no…

Y llegó el momento que todos esperábamos

Y llegó el momento que todos esperábamos

Vamos a darnos una vueltecita por las mesas para ver quién saluda a la cámara

Vamos a darnos una vueltecita por las mesas para ver quién saluda a la cámara

La peña "A las 9 saliendo" no nos negó el saludo

La peña “A las 9 saliendo” no nos negó el saludo

Ya de vuelta al punto de partida, volvimos a aparcar y -acalorados- entrábamos en el salón buscando algo de fresquito y buscando también coger un sitio para comer, pero en esta ocasión no había problemas para encontrar dónde sentarnos, ya que sólo entraron los inscritos y hubo sitio para todos. Cómodamente sentados, no tuvimos ni que ponernos en cola ni acudir a recoger nuestra comida, esta vez fuimos de señoritos y nos la trajeron a la mesa. Empezaron repartiendo las bebidas y unos entrantes de jamón, de primero nos sirvieron unas “papas aliñás” y de segundo una paellita, pudimos incluso repetir bebida y con el postre terminamos con la barriga bien llena.

A fin de no hacer pesada la última parte de la concentración, las chicas de la directiva que estuvieron manejando el cotarro tomaron el micro. – Hay que hacer un inciso para decir que Rocío, la presidenta del Motoclub Rociana, no pudo acudir a esta reunión debido a que pocos días antes había sido madre y no estaba aún en condiciones de irse de fiesta, y mucho menos de dejarse atrás a su bebé; aprovecho el inciso para darles la enhorabuena tanto a Rocío como a Fran, los felices nuevos papis. – Pero bueno, siguiendo con lo que estábamos, las chicas de la directiva que sí estuvieron tomaron el micro y se dirigieron a los inscritos, empezaron explicando brevemente los diez años de vida del Motoclub Rociana. Estábamos todavía terminando de comer, no quisieron dejar ninguna opción al aburrimiento. A continuación empezaba el cachondeo, pero cachondeo, cachondeo: las chicas del Motoclub Rociana reclamaron la presencia de “mujeres”, así sin más, querían mujeres, nadie sabía para qué, pero pidieron voluntarias; es curioso que -incluso sin saber para qué- se presentaron varias chicas en el extremo del salón, hay que ser valientes, ¿eh? Cuando ya se hubieron presentado las suficientes mujeres, desvelaron el motivo: iban a participar en el concurso a la motera más sexy. Una buena carcajada resonó en el salón y pasaron explicar que la votación se haría mediante el aplauso de los asistentes, la chica que más aplausos arrancara sería nombrada la motera más sexy. Una por una se fueron presentando diciendo su nombre y lugar de procedencia y a continuación empezaría la ronda de aplausos. Estuvo reñido el concurso pero finalmente sólo podía ser una la que se llevara el título, lamentablemente no tomé nota del nombre de la ganadora. Cuando aún estábamos riéndonos de la ocurrencia de este concurso llegó la segunda parte, y uno, que estaba sentado en primera fila para poder hacer las fotos más o menos cómodamente fue sorprendido por las dos chicas del Motoclub Rociana, una por cada brazo tiraron de mí, mi mujer me empujó por la espalda y varios “cabrones” (porque no se puede decir de otra manera) animaron a las chicas a que me obligaran a presentarme; pues ya teníamos al primer participante en el concurso que buscaba al motero más sexy, afortunadamente, se presentaron unos cuantos valientes más y me vi algo arropado, pero no me permitieron volver a sentarme en mi silla… Pues al igual que con las chicas, hicimos una ronda de presentaciones en la que decíamos nuestro nombre y nuestro lugar de procedencia; a continuación pasamos también por la ronda de aplausos buscando al ganador. Hubo que hacer un desempate, en el que mi contrincante echó el órdago y se quitó la camiseta, contra eso no había nada que hacer y se llevó el título de motero más sexy, el aplauso que arrancó al público fue tremendo.

Premio a la motera mas sexy

Premio a la motera mas sexy

Alguno se recolocaba los kilos para buscar el aplauso con el que ganar el premio al motero mas sexy (al final no pudo ser)

Alguno se recolocaba los kilos para buscar el aplauso con el que ganar el premio al motero mas sexy (al final no pudo ser)

El motero más sexy, con espectáculo casi erótico incluido y todo, contra eso no hay quien pueda

El motero más sexy, con espectáculo casi erótico incluido y todo, contra eso no hay quien pueda

Tras este divertido concurso se entregaron varios obsequios de agradecimiento y de premio; el último de ellos, el que destacaba al motoclub con más miembros inscritos, recaía una vez más en la peña “Mi moto la mejón”, sí, otra vez… A continuación se reclamó la presencia de algún representante de cada motoclub asistente para hacerles entrega de un recuerdo y hacer una fotografía de este grupo.

Y ooootra vez más, el motoclub con más miembros inscritos fue la peña "Mi moto la mejón"

Y ooootra vez más, el motoclub con más miembros inscritos fue la peña “Mi moto la mejón”

La foto de familia con los representantes de los motoclubs asistentes

La foto de familia con los representantes de los motoclubs asistentes

Tras los reconocimientos, los premios y los obsequios llegó la hora del sorteo de regalos, ahora sí, varios cascos, lotes de bebidas, productos para la moto, una chaqueta y una pantalla de TV de plasma de 48″ fueron entregados a los inscritos afortunados, que los fueron recogiendo conforme fueron siendo llamados por sus nombres. Con la entrega de la televisión terminaba el sorteo y llegaba la hora de la despedida.

Se la ve tristona a la pobre, ahora tendrá que llevarse esa pedazo de tele a su casa

Se la ve tristona a la pobre, ahora tendrá que llevarse esa pedazo de tele a su casa

Los miembros de "Mi moto la mejón" bromean con su presi, lo que el les dice... "cabrones"

Los miembros de “Mi moto la mejón” bromean con su presi, lo que el les dice… “cabrones”

Y aquí viene la sección de los enchufaos

IMG_1385 IMG_1395 IMG_1410

IMG_1411 IMG_1480

Este joío se ha escondido el logo de Huelva Motera con las gafas, la próxima vez no va a ir enchufao

Este joío se ha escondido el logo de Huelva Motera con las gafas, la próxima vez no va a ir enchufao

La actual directiva del Motoclub Rociana ha cumplido ya su mandato y ahora se avecinan tiempos de cambios, los que vengan detrás se encontrarán el listón bien alto, muchos ánimos a los que sustituyan al actual equipo.

AQUÍ tienes todas las fotos tomadas por la cámara de Huelva Motera.