¿A alguien no le gustó la concentración de Villalba?

Pues pasada ya la resaca del domingo en Villalba del Alcor llega el momento de sentarse a recordar lo que allí vivimos con los amigos de la peña motera “A las 9 saliendo”.

El aparcamiento va cogiendo color

El aparcamiento va cogiendo color

La peña organizadora está preparada para lo que venga

La peña organizadora está preparada para lo que venga

Desayuno en la Plaza de España de Villalba

Desayuno en la Plaza de España de Villalba

Como suelen hacer los señores organizadores de estos eventos, madrugan más que el gallo que canta y desde primerísima hora de la mañana ya pululaban por la zona de la Plaza de España un montón de personajes ataviados con una camiseta azul, sí, la gente de la organización. Preparaban la carpa de inscripciones, la barra para entregar la bolsa de bienvenida, la de los desayunos, otros se apostaban en el aparcamiento que un rato después estaría atestado de motos, todo bien organizado y listo para que -cuando llegaran los primeros participantes- no faltara ya nada de nada.

Villalba ya cuenta con jóvenes promesas para el futuro

El futuro del mundo motero en Villalba está garantizado

Vamos a ir fotografiando grupitos, ¿no?

Vamos a ir fotografiando grupitos, ¿no?

Arrancando motores, que nos vamos de ruta

Arrancando motores, que nos vamos de ruta

En marcha!!

En marcha!!

A las 9:00 de la mañana estaba fijada la hora para empezar a registrar inscripciones y a lo lejos se empezaron a escuchar motores que se acercaban. Encajonado el ruido en las calles que llevan a la Plaza de España, se generaba una enorme expectación entre los que habían llegado ya y entre los vecinos de Villalba, que se fueron acercando a la zona para ver las motos. El aparcamiento se fue llenando y los más tranquilos tuvieron que caminar y caminar para inscribirse porque no pudieron aparcar hasta bastante lejos. La plaza se llenó de moteros y curiosos, que pasaron el rato conversando hasta que un señor de la organización -con un silbato en la boca- empezó a movilizar “al ganado” para empezar con la ruta.

Y más motos, y más motos...

Y más motos, y más motos…

Y salimos a la carretera

Y salimos a la carretera

Todo controlado a lo largo de la ruta

Todo controlado a lo largo de la ruta

Parada en Bonares, primer aperitivo de la mañana

Parada en Bonares, primer aperitivo de la mañana

Aprovechamos la parada para charlas, hacer unas fotos, peinarnos...

Aprovechamos la parada para charlas, hacer unas fotos, peinarnos…

Más grupitos...

Más grupitos…

Los moteros que van en motos de 125 cc, moteros sin complejos de ningún tipo

Los moteros que van en motos de 125 cc, moteros sin complejos de ningún tipo

Como suele pasar en estos casos por la cantidad de motos que había, la salida fue lenta, pero poco a poco se fue movilizando el grupo y la Plaza de España se fue vaciando. Tras una vueltecita por las calles de Villalba del Alcor, durante la cual una moto perdió el filtro de aceite formando una resbaladiza mancha en el firme, el grupo volvía a pasar por el punto de partida, donde un buen número de vecinos de la localidad aguardaba su paso. A continuación, la caravana salía del pueblo para iniciar una ruta por las carreteras de la comarca, Manzanilla, Chucena e Hinojos vieron pasar al grupo de motos, pasamos por Almonte y llegamos a Bonares, donde el Motor Club Bonares nos ofrecía un refrigerio en una céntrica plaza de la localidad. Tras esta parada volvíamos a las motos para dirigirnos a Villarrasa, donde el motoclub “A to pasto” nos había preparado un aperitivo junto a su sede. Como anécdota podría mencionarse que un par de miembros del motoclub de Villarrasa se subieron a la barra para tirar camisetas entre los asistentes. Hay que ver lo que nos gusta que nos tiren cosas, ¿eh?, somos capaces de tirarnos al suelo a por una camiseta. Tras este divertido momento, el señor del silbato volvía a ponerse a armar follón para que nos enteráramos de que era la hora de volver a las motos. Vámonos ya, que llega la hora de comer. Llegando a Villalba del Alcor nos dirigimos a la Cooperativa del Vino, donde estaba habilitado todo para nuestra llegada, una larga y estrecha calle estiró el grupo hasta llegar a los aparcamientos donde dejamos las motos. La entrada al comedor se hizo de forma ágil y ordenada hasta llenar por completo el aforo. Un rico y completo menú apaciguó el apetito y a continuación subía al escenario Joaquín Trujillo, presidente de la peña motera “A las 9 saliendo” para dar comienzo a la entrega de trofeos y el sorteo de regalos.

La peña "A to pasto" de Villarrasa la lió tirando camisetas a los asistentes

La peña “A to pasto” de Villarrasa la lió tirando camisetas a los asistentes

Ya en la comida, el Motoclub Bollullos saluda a la cámara

Ya en la comida, el Motoclub Bollullos saluda a la cámara

Así lucía el comedor, lleno hasta la bandera

Así lucía el comedor, lleno hasta la bandera

Aquí tenemos a dos nuevos enchufados

Aquí tenemos a dos nuevos enchufados

El Motoclub Rociana recogía su trofeo al 3º motoclub con más inscritos

El Motoclub Rociana recogía su trofeo al 3º motoclub con más inscritos

Empezaba el acto con la entrega de trofeos a los motoclubs con más miembros inscritos, que fueron Mi moto la mejón (1º), Motoclub Bollullos (2º) y Motoclub Rociana (3º), a continuación subían al escenario el motero y la motera más lejanos (Fernando Rubio y Laura Hermosín) y, por último, Antonio Ramos recogió su trofeo por ser el motero de más edad (nacido en 1944).

Bollullos era el 2º motoclub con más inscritos

Bollullos era el 2º motoclub con más inscritos

El sorteo repartió un montón de regalos

El sorteo repartió un montón de regalos

Organización ante todo, y una buena cola de manos inocentes, que no falten

Organización ante todo, y una buena cola de manos inocentes, que no falten

A continuación, la peña “A las 9 saliendo” quiso agradecer su colaboración al Motor Club Bonares, al motoclub “A to pasto” y a la agrupación de Protección Civil de Rociana, para ello les entregó una placa a cada uno.

Tras la entrega de trofeos y agradecimientos llegó la hora del sorteo de regalos, que repartió un montón de artículos entre los inscritos. Cascos, chaquetas, camisetas, mochilas, noches de hotel, etc… amenizaron un sorteo que se alargó durante cerca de una hora. En un momento de la rifa, Trujillo hacía un inciso para entregar una placa de reconocimiento al que suscribe, un detalle muy de agradecer (aunque esto se avisa, y así no se le queda a uno cara de idiota). Tras esta breve pausa se retomaba el sorteo hasta que se acabaron los muchos regalos que se habían conseguido.

Y más regalos...

Y más regalos…

Ya al final de la jornada, uno de los miembros del Grupo Motero Descubridores proponía una iniciativa solidaria para colaborar con la asociación que trabaja en la lucha contra la parálisis cerebral; se trataba de hacerse una fotografía tras la pancarta con el hashtag #DMPC, iniciales de Día Mundial contra la Parálisis Cerebral, que se celebrará este próximo miércoles. Pasaron tras la pancarta cuantos motoclubs, peñas, grupos y particulares quisieron. Con este gesto se da apoyo a esta causa, el responsable de esta iniciativa haría llegar más adelante al colectivo benéfico todas las fotografías que se hicieran en la concentración.

El Grupo Motero Descubridores posa junto al hashtag #DMPC

El Grupo Motero Descubridores posa junto al hashtag #DMPC

Con este gesto solidario llegaba el momento de despedirse, arrancar las motos, ponerse el casco y tirar para casa, directamente o tras una parada para el cafelito. Así terminaba la jornada motera de Villalba del Alcor, de la mano de la peña motera “A las 9 saliendo”. Ya falta un poco menos para la del año que viene, ¿estás listo?

La peña motera "A las 9 saliendo" al completo, misión cumplida

La peña motera “A las 9 saliendo” al completo, misión cumplida

AQUÍ tienes el resto de las fotografías que hizo la cámara de Huelva Motera.