Bonito día de motos con los amigos en la V Ruta Barítima de Mazagón

Este pasado domingo  volvía a celebrarse la que también va haciéndose ya clásica “Ruta Barítima de Mazagón”, organizada por el Club Motorista El Faro, y ya va por su quinta edición.

A las 12:00 de la mañana estaba citado el personal en el Parque de la localidad para tomar la salida una vez que estuvieran todos los participantes, o al menos los que no se retrasaran en exceso. La propuesta del Club Motorista El Faro era muy sencilla: “Vamos a dar una vuelta en moto hasta el camping Doñana, bajamos a la Torre del Loro a hacernos unas fotos y subimos a tomarnos unas cervezas en el bar del camping, luego volvemos a Mazagón y allí nos vamos a la calle del Negro hasta que el cuerpo aguante”.

Pues sí se ambientó el Parque, sí

Pues sí se ambientó el Parque, sí

Ya están mandando ponerse en marcha

Ya están mandando ponerse en marcha

Entrando en el camping

Entrando en el camping

Pues nos cuenta Pepe Crow, el alma mater de este evento, que se presentó a las 11:40 en el Parque y ya se encontró aquello lleno de motos y moteros, y seguía llegando gente sin parar. La mañana había amanecido espectacular, el sol brillaba con fuerza y la temperatura se esperaba primaveral (o más cálida aún), lo que se ve que animó al personal a echar el día de motos a Mazagón. Lo primero, saludar, los primeros en llegar tuvieron tiempo hasta de echar un cafelito antes de arrancar. Como no había inscripciones, no había nada más que alegrar la cara de ver a los colegas y prepararse para salir. Finalmente, se ponían en marcha a eso de las 12:15 en dirección al camping, una larga fila de motos que -es de suponer- sería cualquier cosa menos silenciosa y discreta. La ruta fue un agradable paseo de poco más de 10 kilómetros aprovechando el buen tiempo hasta llegar al camping. Una vez que se aparcaron las motos quedaba dar un corto paseíto a pie para bajar a la Torre del Loro, un sitio muy fotogénico para llevarse unos recuerdos en la cámara fotográfica.

Bajando a la Torre del Loro

Bajando a la Torre del Loro

De fotitos con los colegas en la playa

De fotitos con los colegas en la playa

La gente de "La Última" bajó hasta la playa

La gente de “La Última” bajó hasta la playa

La foto de familia

La foto de familia

El camping fue tomado al asalto

El camping fue tomado al asalto

Cervecitas en el bar del camping

Cervecitas en el bar del camping

Hubo quien prefirió esperar al grupo en el bar “regando la plaza” con una cervecita tranquilamente, que la Torre ya la conocen, pero el grueso de los moteros completaron la ruta con el pequeño tramo peatonal. Tal y como ya manda la tradición, en la playa se hacía la foto de familia, junto a la Torre del Loro. En el bar del camping se echó el rato, entre cervecitas y refrescos llegó la hora de volver a las motos para poner rumbo de vuelta a Mazagón, que la calle del Negro y sus bares ya esperaban al grupo. Serían como las 13:30 cuando arrancaban los motores para hacer el camino de vuelta y al llegar al destino final cada cual se tomó lo que quiso donde quiso, es lo bueno de no tener una concentración con todo perfectamente organizado, la desorganización también tiene su gracia, ¿no? Una tapita aquí, una caña allí, aquí me siento y allá me pongo bajo una sombrilla, en el otro lado me pongo a charlar con uno y enfrente con otro. Así pasó la tarde, cada cual se fue marchando cuando le pareció oportuno, pero entre unas cosas y otras hubo a quien le dieron las 19:00 todavía de cervecitas, y es que ya sabemos que tenemos en este mundillo un ganado…

Buscando la sombrita, que el sol aprieta

Buscando la sombrita, que el sol aprieta

Hasta las motos buscaban un poquito de sombra

Hasta las motos buscaban un poquito de sombra

Muy malamente no se les ve, no

Muy malamente no se les ve, no

Éstos tienen pinta de que no se van a mover en un buen rato

Éstos tienen pinta de que no se van a mover en un buen rato

Colegas en la calle del Negro

Colegas en la calle del Negro

Vaya dos, siempre están igual

Vaya dos, siempre están igual

Foto de chicas

Foto de chicas

Tal y como suele decirse, un gran día en una inmejorable compañía, motos y amigos, la combinación perfecta.

Huelva Motera no pudo acudir a esta ruta motera, así que tanto las fotografías como la crónica han sido facilitadas por el Club Motorista El Faro, gracias, chicos.